Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174)

El terror nos asalta con rigor precisamente porque se trata de nuestro propio mundo, de manera que los angeles confianza que depositábamos en él no resulta ser más que una apariencia. Simultáneamente tenemos los angeles sensación de que no podríamos vivir en ese mundo de repente transformado. No se corresponde con lo grotesco el miedo a los angeles muerte, sino el pánico ante l. a. vida. Y a los angeles estructura de lo grotesco pertenece l. a. abolición de todas las categorías en que fundamos nuestra orientación en el mundo. Desde l. a. ornamentación renacentista hemos asistido a los angeles plasmación de procesos perdurables de disolución: l. a. mezcla de ámbitos y reinos bien distinguidos por nuestra percepción, l. a. supresión de lo estático, l. a. pérdida de identidad, los angeles distorsión de las proporciones «naturales», and so on. Y en l. a. actualidad se han sumado a aquellas otros procesos más de disolución: los angeles anulación de los angeles categoría de cosa, l. a. destrucción del concepto de personalidad, el derribo de nuestro concepto de tiempo histórico.

Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura es, con l. a. obra de Baudelaire y Bajtin, uno de los textos fundamentales para entender esta categoría. Kayser analiza el desarrollo de lo grotesco en l. a. literatura y en l. a. pintura, y, tras estudiar sus precedentes, El Bosco, Bruegel, afirma que lo grotesco es una creación plenamente moderna, que encuentra su marco adecuado y su punto de partida en el Romanticismo.

Show description

Preview of Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174) PDF

Similar Aesthetics books

Iranian Cinema and Philosophy: Shooting Truth (Literatures and Cultures of the Islamic World)

In movie reports, Iranian motion pictures are stored at a distance, as 'other,' various, and unique. In reponse, this booklet takes those motion pictures as philosophically correct and cutting edge. each one bankruptcy of this book is dedicated to interpreting a unmarried movie, and every bankruptcy specializes in one thinker and one specific aesthetic query.

The Field of Cultural Production

Over the last twenty years, sociologist Pierre Bourdieu has develop into a dominant strength in cultural task starting from style in track and paintings to offerings in nutrition and life. the sphere of Cultural creation brings jointly Bourdieu's significant essays on artwork and literature and offers the 1st advent to Bourdieu's writings and concept of a cultural box that situates creative works in the social stipulations in their construction, stream, and intake.

Philosophers on Art from Kant to the Postmodernists: A Critical Reader

The following, for the 1st time, Christopher Kul-Want brings jointly twenty-five texts on artwork written by way of twenty philosophers. masking the Enlightenment to postmodernism, those essays draw on Continental philosophy and aesthetics, the Marxist highbrow culture, and psychoanalytic conception, and every is followed by means of an outline and interpretation.

Duchamp and the Aesthetics of Chance: Art as Experiment (Columbia Themes in Philosophy, Social Criticism, and the Arts)

Marcel Duchamp is frequently considered as an "artist-engineer-scientist," one of those rationalist who relied seriously at the rules of the French mathematician and thinker Henri Poincaré. but an entire portrait of Duchamp and his a number of affects attracts a distinct photograph. In his three regular Stoppages (1913-1914), a piece that makes use of likelihood as a creative medium, we see how a long way Duchamp subverted scientism in want of a thorough individualistic aesthetic and experimental imaginative and prescient.

Additional resources for Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174)

Show sample text content

Vorlesungen über Ästhetik, Vol. II, tomo XIII, p. 301. 2 l. a. �actitud fantástica» preclásica tiene un equivalente en el postclasicismo, cuando al ultimate de l. a. etapa romántica se disuelven totalmente l. a. armonía y el decorus que habían sido sustituidos por el principio romántico de l. a. subjetividad inside. Para Hegel, las Cruzadas son l. a. �aventura overall» del Medioevo cristiano y las describe bajo categorías que sugieren claramente el uso del término �grotesco» (aunque naturalmente este no aparece): �Una aventura que period en sí misma inconexa y fantástica», �que unía elementos irreconciliables», �una decadencia del espíritu»… three Esto explica por qué Hegel separa el concepto de grotesco de su raíz etimológica dando el nombre de arabesco a los grotescos ornamentales como por otra parte period costumbre hacia 1800. Pero el lenguaje no actuó obedeciendo a su parecer. los angeles designación a esa clase de estilo decorative como grotesco, denominación que los angeles historia del arte nunca abandonó del todo, volvió a emerger a mediados del s. XIX. Entre 1851-1853, apareció Stones of Venice (Piedras de Venecia) de Ruskin, en donde se describen y analizan cuidadosamente los grotescos ornamentales. Poco después, Schmarsow haría lo mismo en Alemania. four En realidad, también Vischer apreció l. a. íntima conexión entre grotesco y caricatura. Pero, desde su punto de vista, el lado realista de l. a. caricatura grotesca es insignificante en comparación con el carácter fantástico de su humor. l. a. intención satírica desaparece ante los angeles irrupción del espíritu cómico. five Véase también Beate Krudewig, Das Groteske in der Ästhetik seit Kant, tesis, Bonn, 1934, aunque este estudio apenas va más allá de l. a. recopilación de fabric. En su artículo Das Groteske, Deutsche Literaturwissenschaft, 1940, R. Petsch pone de relieve l. a. inadecuación de las definiciones que proporcionan los escritos de estética. Sin embargo, los angeles propia definición que aporta Petsch resulta igualmente vaga: �Lo grotesco [supone] el uso simbólico de una exageración tendente a valores más altos y profundos, especialmente hacia un mundo con mayores tensiones y profundidades que las que encontramos en nuestra vida cotidiana. » 6 En l. a. obra de Theodor hurricane, por otro lado, lo grotesco aparece de una forma más inocua. En una carta a Eric Schmidt (Obras, Vol. VIII, ed. a shipment de A. Köster, p. 273), hurricane afirma: �La fealdad ethical o estética cuando no alcanza el nivel de grandeza negative es relevante artística y poéticamente –in specie Poesie– solo si se refleja en un espejo humorístico y adquiere a partir del humor una reformulación. Este es el origen de lo que llamamos grotesco. » 7 Este tipo queda perfectamente analizado por Herman Meyer, Der Typus des Sonderlings in der deutschen Literatur, Amsterdam, 1943. Nuestras observaciones sobre Keller y Raabe deben mucho a este libro. Todo el período es tratado en los angeles tesis de Lee B Jennings, The gruesome point in Post-romantic German Prose, 1832-1882, Illinois, 1955. eight Herman Meyer se refiere con acierto a los inicios de esta tendencia en Jean Paul y E.

Download PDF sample

Rated 4.50 of 5 – based on 20 votes