La bendición de la tierra (Letras Nórdica)

By Knut Hamsun

Aclamado por Isaac Bashevis Singer como «el padre de los angeles literatura moderna», Knut Hamsun inspiró, de hecho, a autores de l. a. talla de Thomas Mann, Maksim Gorki, Franz Kafka y Hermann Hesse, y se hizo merecedor del Premio Nobel de Literatura en 1920 por los angeles bendición de l. a. tierra, «una obra monumental» en palabras de los angeles Academia Sueca.

Esta novela, de una insuperable precisión expresiva, narra los angeles historia de Isak, un hombre de campo, grande y fuerte, y de su mujer, Inger. Ambos, con su trabajo y fuerza de voluntad, se abren camino en una tierra que, en principio, les es hostil. Trabajan de sol a sol, cuidan de sus hijos y tratan de hacer lo correcto.

Hamsun, en este canto a los angeles vida rural y a esos primeros colonos que, con su esfuerzo, poblaron Noruega, critica el progreso, a l. a. vez que idealiza l. a. vida en contacto con los angeles naturaleza y con esa tierra que, para él, es los angeles base de los angeles fuerza del hombre.

Show description

Quick preview of La bendición de la tierra (Letras Nórdica) PDF

Best Contemporary Literature books

Boy Heaven

Round a campfire, take a seat a bunch of ladies telling ugly and spooky city legends: there is the woman who, for a comic story, wrote a love be aware to devil, signed it in blood, and burnt it and who used to be present in the morning bare, putting from a leap rope within the storage; the fellow who tied heavy chains round his murdered wife's physique and tossed her right into a lake, then got here domestic to discover her sitting in his chair smiling, drenched; and this - the 3 women, Kristy, Desiree and Kristi, who sneaked out of cheerleading camp of their crimson convertible one summer time afternoon and flashed a grin (and a bit of extra) at boys in a rusty pickup truck.

The First Phone Call from Heaven: A Novel

“A superbly rendered story of religion and redemption that makes us imagine, consider, and hope—and then doubt after which think, as in basic terms Mitch Albom could make us do. ”—Garth Stein, writer of The paintings of Racing within the RainOne morning within the small city of Coldwater, Michigan, the telephones begin ringing. The voices say they're calling from heaven.

The Millstone

Margaret Drabble’s affecting novel, set in London in the course of the Sixties, a few informal love affair, an unplanned being pregnant, and one younger woman’s selection to develop into a mom.

Contemporary Fiction: A Very Short Introduction (Very Short Introductions)

Modern fiction is a large and various box, now international in measurement, with a huge variety of novels and writers that maintains to develop at a beautiful velocity. during this Very brief advent, Robert Eaglestone presents a transparent and interesting exploration of the most important issues, styles, and debates of latest fiction.

Extra info for La bendición de la tierra (Letras Nórdica)

Show sample text content

El Ministerio tiene una especie de tabla. Habiendo tan pocas cargas de heno y tan pocos toneles de patatas en tanta tierra cultivada, l. a. tabla del Ministerio cube que se trata de una tierra malísima, tierra barata. Estoy de tu parte. Lo que necesitaríamos en este país serían treinta y dos mil hombres como tú. El comisario hizo un gesto afirmativo y se dirigió a Inger: —¿Qué edad tiene el pequeño? —Dos cuartos de año tiene ya. —¿Así que es un niño? —Sí. —Pero tendrás que insistir y arreglar los angeles compra de tu tierra cuanto antes —prosiguió el comisario, dirigiéndose a Isak. —Hay otro hombre que pretende comprar a medio camino entre tu granja y el pueblo, lo que hará subir el precio de estas tierras. �Compra tú primero, y luego que suban los precios! De esa manera, te verás recompensado por tantísimo trabajo. Fuiste tú quien empezó a labrar estas tierras yermas. Isak e Inger le agradecieron sus consejos y le preguntaron si sería él quien se ocuparía de los angeles compraventa. Contestó que él había hecho lo que había podido, a partir de ahora todo dependía del Estado. —Yo me marcho a Västerbotten y no volveré —dijo con gran franqueza. Regaló a Inger una moneda, lo cual period demasiado. —No olvides llevar algo de carne a mi familia al pueblo —dijo—, un ternero o una oveja, o lo que tengáis. Mi mujer os pagará. Bájale también un par de quesos de cabra de vez en cuando, a mis hijos les gusta mucho. Isak lo acompañó al otro lado de l. a. montaña; en l. a. cima l. a. nieve estaba dura y resultaba cómodo andar sobre ella. Isak recibió un tálero. Así se marchó el comisario Geissler para nunca volver al pueblo. A l. a. gente le daba igual, se le tenía por una personality de poco fiar y un aventurero. No porque fuera un ignorante, en absoluto, period un hombre culto que había estudiado mucho. Pero period muy fanfarrón y se gastaba el dinero de los demás. Se decía que Geissler se había fugado tras recibir un durísimo escrito del juez de los angeles comarca, Pleym. Pero a su familia los angeles dejaron en paz, y su mujer y sus tres hijos siguieron viviendo bastante tiempo en el pueblo. Por cierto, el dinero que faltaba no tardó mucho en llegar de Suecia, y l. a. familia del comisario no quedó en mala situación económica, sino que continuó viviendo en su casa por voluntad propia. Con Isak e Inger, Geissler no se había comportado mal, todo lo contrario. Dios sabe cómo sería el nuevo, tal vez se reconsiderara toda los angeles compra de l. a. tierra. El nuevo comisario period un hombre de unos cuarenta años, hijo de un juez rural, apellidado Heyerdahl; había sido demasiado pobre para ir a l. a. universidad y convertirse en funcionario del Estado, pero había trabajado de escribiente en los angeles oficina del comisario durante quince años. Por no haber tenido nunca dinero suficiente para casarse seguía soltero, pues el juez comarcal Pleym lo había heredado de su antecesor, pagándole el mismo depressing sueldo que se le había pagado antes; Heyerdahl recibía su sueldo y escribía. Se convirtió en un hombre reprimido y marchito, pero cuidadoso y honrado. period muy hábil para tareas ya aprendidas, hasta donde l. a. cabeza le alcanzaba.

Download PDF sample

Rated 4.39 of 5 – based on 16 votes