Juicio Y Sentimiento (Clásica)

Juicio y sentimiento es un cuadro tan hilarante como patético de las desventuras de dos hermanas casaderas relegadas -en su condición de mujeres- de l. a. fortuna commonplace. Sus tropiezos en el camino del matrimonio, a veces empujadas por l. a. mezquindad de sus propios parientes, las alegres presiones de sus vecinos o los mismos «principios» de su carácter ethical, las llevan a conocer todos los extremos que los angeles pobreza puede ocasionar en el destino de los hombres.

Show description

Quick preview of Juicio Y Sentimiento (Clásica) PDF

Best British Literature books

Bruno's Dream

Bruno is almost 90. passionate about his earlier and a fondness for spiders, he's the centre of a posh net of relationships concerning his estranged son Miles; Danby, his hapless son-in-law; Danby's mistress, Adelaide; and her dual cousins, the vengeful Will and the mischievous, sinister Nigel.

English Romantic Verse (Penguin Classics)

English Romantic poetry from its beginnings and its flowering to the 1st symptoms of its decadenceNearly all of the recognized piéces de résistance could be came upon here—"Intimations of Immortality," "The old Mariner," "The Tyger," excerpts from Don Juan—s good as a few much less usual poems. As muchas attainable, the poets are prepared in chronological order, and their poems so as of composition, starting with eighteenth-century precursors reminiscent of grey, Cowper, Burns, and Chatterton.

A Laodicean (Penguin Classics)

The daughter of a prosperous railway tycoon, Paula strength inherits De Stancy fort, an historical fort wanting modernization. She commissions George Somerset, a tender architect, to adopt the paintings. Somerset falls in love with Paula yet she, the Laodicean of the name, is torn among his admiration and that of Captain De Stancy, whose old-world romanticism contrasts with Somerset's forward-looking angle.

Middlemarch (Penguin Classics)

George Eliot's Victorian masterpiece: a wonderful portrait of a provincial city and its inhabitantsGeorge Eliot’s novel, Middlemarch: A examine of Provincial lifestyles, explores a fictional nineteenth-century Midlands city in the course of glossy alterations. The proposed Reform invoice delivers political swap; the construction of railroads alters either the actual and cultural panorama; new clinical methods to medication incite public department; and scandal lurks in the back of respectability.

Extra resources for Juicio Y Sentimiento (Clásica)

Show sample text content

Y se va esta mañana? –Prácticamente ahora mismo. –Qué calamidad. Pero hay que complacer a l. a. señora Smith... ; y espero que sus negocios no le aparten de nosotras mucho tiempo. Willoughby se sonrojó al contestar: –Es usted muy amable, pero no tengo planes de volver a Devonshire inmediatamente. Mis visitas a los angeles señora Smith nunca se repiten en el curso del mismo año. –¿Es que los angeles señora Smith es su única amiga? �Es que Allenham es l. a. única casa de l. a. vecindad en l. a. que será usted bien recibido? �Qué vergüenza, Willoughby! �No puede contar con una invitación aquí? Su rubor aumentó; y con l. a. vista fija en el suelo apenas repuso: –Es usted demasiado buena. los angeles señora Dashwood miró a Elinor sorprendida. Elinor sufría el mismo desconcierto. Por unos momentos nadie dijo nada. los angeles señora Dashwood fue l. a. primera en hablar: –Sólo tengo que añadir, mi querido Willoughby, que siempre será usted bienvenido a l. a. casita de Barton; no voy a pedirle que vuelva inmediatamente, porque sólo usted puede juzgar hasta qué punto complacería eso a los angeles señora Smith; y en este punto an important no estaré más dispuesta a poner en entredicho su capacidad de juicio que a dudar de sus deseos. –Mis compromisos actuales –respondió Willoughby, aturdido– son de tal naturaleza... que... no me atrevo a confiar en... Se interrumpió. los angeles señora Dashwood estaba demasiado perpleja para decir nada, y se produjo otra pausa. Ésta fue interrumpida por Willoughby, que con una débil sonrisa dijo: –Es ridículo entretenerse de este modo. No voy a torturarme más en compañía de amigos de los que ahora me es imposible disfrutar. Acto seguido se despidió rápidamente de ellas y abandonó l. a. habitación. Le vieron subir a su carruaje, y en un minuto le perdieron de vista. l. a. señora Dashwood estaba demasiado apesadumbrada para hablar, y salió inmediatamente de l. a. salita para abandonarse en soledad a l. a. preocupación y a los angeles alarma que esta súbita partida había ocasionado. l. a. inquietud de Elinor period igual al menos a l. a. de su madre. Pensaba en lo que acababa de suceder con disgusto y recelo. l. a. forma de despedirse de Willoughby, su embarazo, su afectación de buen humor, y, sobre todo, su falta de disposición a aceptar los angeles invitación de su madre, una timidez tan impropia de un enamorado, tan impropia de sí mismo, los angeles intranquilizaban enormemente. Hubo un momento en que tuvo miedo de que nunca hubiera sido formal en sus planes; y otro en que temió que él y su hermana hubieran reñido por alguna desafortunada circunstancia; l. a. congoja que había visto en el rostro de Marianne al salir de l. a. salita podía muy razonablemente atribuirse a una riña, pero, si pensaba en cuánto le quería, que hubieran reñido parecía casi imposible. Pero, fueran cuales fueren los pormenores de esta separación, l. a. desolación de su hermana period indudable; y Elinor pensaba con lástima y ternura en ese dolor acerbo al que Marianne debía estar entregándose no sólo como alivio, sino alimentándolo y fomentándolo como un deber. Una media hora después volvió su madre, y, aunque tenía los ojos enrojecidos, su semblante no period de desánimo.

Download PDF sample

Rated 4.14 of 5 – based on 28 votes