Amigos y amantes

By Iris Murdoch

Una novela divertida y profunda a un tiempo, y con un elemento de suspense que explora con maestría los temas que desde siempre han preocupado a l. a. autora: el amor, l. a. amistad y los angeles perversa frontera que separa el bien y el mal.

El eco de un tiro en los despachos de Whitehall, el complejo administrativo que el gobierno inglés posee en el centro de Londres, no anuncia tan solo l. a. extraña muerte de un alto funcionario, sino también el principio de una sutil intriga.

Kate y Octavian, jefe del departamento donde trabajaba el difunto, forman un matrimonio aparentemente feliz que alberga en su casa de Dorset a un extravagante grupo de personajes: un excéntrico tío que abandonó l. a. India bajo sospecha, un atormentado amigo superviviente de Dachau, el abogado responsable del caso y amante platónico de Kate, hijos de distintos matrimonios, conocidos, visitantes ocasionales...

Y todos ellos relacionados de un modo u otro con el muerto en una deliciosa comedia de errores, donde las sonrisas esconden a menudo pecados de mucha hondura.

Reseña:
«Un originalísimo mundo novelístico de una interminable seducción.»
El País

Show description

Quick preview of Amigos y amantes PDF

Similar British Literature books

Bruno's Dream

Bruno is almost 90. passionate about his earlier and a fondness for spiders, he's the centre of a posh net of relationships concerning his estranged son Miles; Danby, his hapless son-in-law; Danby's mistress, Adelaide; and her dual cousins, the vengeful Will and the mischievous, sinister Nigel.

English Romantic Verse (Penguin Classics)

English Romantic poetry from its beginnings and its flowering to the 1st symptoms of its decadenceNearly the entire recognized piéces de résistance may be chanced on here—"Intimations of Immortality," "The historic Mariner," "The Tyger," excerpts from Don Juan—s good as a few much less universal poems. As muchas attainable, the poets are prepared in chronological order, and their poems so as of composition, starting with eighteenth-century precursors reminiscent of grey, Cowper, Burns, and Chatterton.

A Laodicean (Penguin Classics)

The daughter of a filthy rich railway rich person, Paula energy inherits De Stancy fort, an historical fort wanting modernization. She commissions George Somerset, a tender architect, to adopt the paintings. Somerset falls in love with Paula yet she, the Laodicean of the name, is torn among his admiration and that of Captain De Stancy, whose old-world romanticism contrasts with Somerset's forward-looking perspective.

Middlemarch (Penguin Classics)

George Eliot's Victorian masterpiece: a incredible portrait of a provincial city and its inhabitantsGeorge Eliot’s novel, Middlemarch: A learn of Provincial existence, explores a fictional nineteenth-century Midlands city in the course of sleek adjustments. The proposed Reform invoice gives you political swap; the construction of railroads alters either the actual and cultural panorama; new clinical methods to medication incite public department; and scandal lurks in the back of respectability.

Additional info for Amigos y amantes

Show sample text content

Es que ésta es nuestra manera de curar el reumatismo —intervino Edward. —Pero �no me dirás que padeces reumatismo, Edward? —No. En realidad las algas son para el tío Theo, pero hemos pensado que más valdría que primero las probáramos nosotros, no sea que produzcan efectos tóxicos. Casie, que acababa de entrar en los angeles cocina con un cesto lleno de tomates y lechugas, dijo: —La última vez que echasteis algas al baño atascasteis el desagüe durante no sé cuántos días. —¡Te prometemos que esta vez las sacaremos para que no atasquen el baño! —En ese caso, está bien —dijo Mary—. Oíd, me gustaría mucho que quitarais estas piedras de ahí, y las dejarais en el jardín. Kate y Ducane, que en aquellos momentos pasaban ante los angeles puerta se sonrieron el uno al otro, y penetraron en el vestíbulo. Ducane retrocedió hasta l. a. cocina y dijo: —Oye, Mary, Kate y yo vamos a ver a Willy. —Procurad no llegar tarde al té. Hoy habrá aperitivos, por ser domingo. Ducane y Kate se encontraron con Barbara en el vestíbulo, y Ducane le dijo: —¿Cómo está mi ninfa? Barbara replicó con altanera pedantería: —J’aimerais mieux t’avoir dans mon lit que le tonnerre. Ducane se echó a reír, e reasonó agarrar l. a. cola de caballo de Barbara en el instante en que ésta pasaba a pocos pasos de él y de Kate. Barbara tenía l. a. cara redonda, igual que su madre, y el mismo cabello rubio y ligeramente crespo, con l. a. única diferencia de que l. a. descuidada mata de cabello de Kate rodeaba su cabeza y se balanceaba como un halo, en tanto que l. a. de Barbara, mucho más cuidada, cubría su cabeza como un complicado sombrero. Barbara tenía piel de niña, rosada y brillante, con aquel delicioso esplendor propio de l. a. piel de los angeles manzana, que, por lo basic, desaparece en l. a. adolescencia. Tenía las piernas largas, iba con falda corta y los pies descalzos; el colour de l. a. piel de sus pies inquietos period artful, brillante, castaño dorado, igual que sus piernas. —¿Por qué no vas a buscar a Pierce? —dijo Kate—. Le he visto junto a l. a. iglesia, y me ha parecido que se sentía solo. Barbara sacudió negativamente l. a. cabeza, con expresión moralista. —Tengo que hacer ejercicios de flauta. He de dar un recital de música de Mozart a Willy. —¿Y a mí no? —preguntó Ducane. —No, sólo a Willy. Y Barbara se adentró en l. a. casa. —¡Cómo ha crecido esta criatura! —comentó Ducane—. Es tan alta como tú, y casi tan bonita. —¡Querido! Me parece que Pierce y Barbara no lo pasan demasiado bien cuando están juntos desde que l. a. niña ha regresado. —Bueno, ya sabes lo que ocurre. Los dos han crecido. —Sí. Los chicos crecen deprisa en estos tiempos. Pero pensaba que, después de haber vivido juntos, como dos hermanos, habían quedado inoculados contra eso. —Contra eso no hay posible vacuna. Y Ducane se dio cuenta de que no le gustaba ni pizca que Barbara pudiera comenzar a interesarse en eso. Le hubiera gustado que nunca llegara a ser mayor. Kate volvió a referirse al tema sobre el que los dos habían hablado anteriormente: —Pero, ese pobre hombre, �por qué lo hizo? Ducane nada había dicho a Kate acerca de los angeles investigación.

Download PDF sample

Rated 4.90 of 5 – based on 43 votes